Calaverita pa la francesita

Querida Marie-Alix:

Como bien sabes –porque a pesar de ser francesa, conoces mucho de México y latinoamerica– Cada 2 de noviembre se celebra en México el día de muertos. Probablemente ya conoces mucho sobre esta tradición que es una mezcla de la fiesta católica conocida como el día de todos los santos y las tradiciones prehispánicas del culto a los muertos; pero lo que quizá no sepas es que en estas fechas tradicionalmente se escriben “calaveras”, que son rimas populares satíricas para los seres queridos. El tema de estas rimas es la historia de como la muerte viene a llevarse a la persona a quién está dedicado el poema. Tal vez desde Francia esto te suene un poco macabro, pero acá las calaveras son más bien una pequeña broma a una persona querida. Las calaveritas se escriben con métrica y rima libres, aunque a mi me gusta usar el octosílabo con la rima asonante a modo de los romances, o las canciones populares. ¿Pero para qué contarte más? Mejor te pongo un ejemplo con una calaverita que te escribí para este 2 de noviembre. Feliz día de muertos.

Marie-Alix que por trabajo,
dijo que se iba pa Francia
la realidad es que estaba
huyendo de la calaca.

Pensó, no la encontraría,
pues allá no hay día de muertos,
se olvidó la francesita
que en la muerte no hay pretextos,

La recogió mientras cocinaba
unas ricas choux de bruxelles
no contaba con su astucia
pobre de Marie-Alix, quand même.

Creíste que te salvabas
le dijo ante su horror
acá no soy la catrina
pero también soy la mort.

Una respuesta a “Calaverita pa la francesita

  1. Querido Ivan:

    Muchas gracias por esta iniciacion cultural, que me dio tanto gusto que no podia no contestar. Perdonaras el retraso de la respuesta: creo que quede contaminada por el sentido de la puntualidad chilanga. No manejo asi como tu el idioma español, y capaz que menos todavia el francés. Pero pues, quand même, ahi esta mi humilde intento para imaginar tu muerte con el mismo cariño que el tuyo cuando imaginaste la mia. Feliz dia de muertos atrasado!

    Ivan, absorbado en su calavera,
    Imaginaba el término de vida
    De una muy inocente francesita
    En plena cocina de choux de Bruxellas.

    El calaverista, sin embargo,
    No observaba que la Catrina,
    Como es su nombre en Mexico,
    También lo estaba apuntando.

    Mando a unas hermanas
    Y una nuve de olor
    A los repollos lejanos
    A cortar tu hilo vital…

    Te mataron, Ivan,
    Las Parques traviesas,
    Usando el humo,
    Lo cual te asfixio.
    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s