Tus Dedos – Ted Hughes

Por estos días, ando traduciendo un poema de Ted Hughes que dejó inacabado y decidió no publicar, pero como a veces pasa, alguien se encargó de encontrarlo, editarlo e incluso poner a Jonathan Pryce a leerlo en la televisión inglesa. Tengo un par de poemas así, que quizá por malos o quizá por pudor, no sé si algún día me atreva a publicar. Qué pena que pusieran a Gael García a leer mi poema en el once, seguido de un crítico que exponga las razones por las que lo escribí, el significado y el contexto de mi vida a la hora de escribirlo. Ya quisieras, dirán muchos de ustedes. Y pues por un lado sí, pero por otro no, porque yo como digo una cosa digo otra.

El caso que quiero compartirles la traducción, pero sigo corrigiendo. Mientras les dejó un poema de Birthday Letters de Ted Hughes, recomendado por David Huerta, tal vez porque comparten las primeras dos letras del apellido, aunque el me dijo que era para comprender mejor el poema que estoy traduciendo. Quién sabe.

DEDOS

¿Quién se acordará de tus dedos?
¿De su alada vida? Volaron
en la luz de tu mirada.
Al piano, machacando éxitos de los cuarenta,
realizaron un incidental número cómico,
de su propia cosecha, marionetas con humor de payaso listo.
Tu única preocupación era que llegasen a las teclas.
Pero mientras hablabas, mientras tus ojos mostraban
los estorbos de tu exuberancia,
flamearon e hicieron ellos acrobacias de ballet.
Pensé en pájaros del trópico en algún acto
de despliegue sexual, brincado o dando volteretas,
haciendo rarezas en el aire y cayendo al polvo.

!Aquellos bailarines de tu exceso!
Con toques tan ágiles, prácticos -tan precisos.
Pensando sus propios pensamientos igual que relámpagos
acariciaron el carmín de las comisuras de tu boca.

Esbeltos conductores de tu pericia,
refocilándose en tu máquina de escribir ,
poseídos de un espíritu infantil, como duendecillos,
que, sin importar lo que hicieran, lo bailaban o imitaban
en la ingrávida generosidad de lo expresivo.

Me acuerdo de tus dedos. Y los dedos de tu hija
recuerdan tus dedos
en todo cuanto hacen.
Sus dedos obedecen y honran a tus dedos.
Lares y Penate de nuestra casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s