Skald

Creo que puedo escribir este poema
aunque estés a mi lado
maldiciendo a gritos
hacia la computadora
Estoy seguro que puedo cantar
como los escaldos
en los salones vikingos
entre eructos y risas
y alabarte también
de tu valor y tus piernas
Sobre todo
firmes y encendidas las dos
que abren puertas y pechos
Podría tal vez
pero me distrae tu cuerpo
que sube y baja
como la superficie del agua
tibia en el río
Y no hay heroísmo en eso
solo sed
Barcas del cuerpo
Espada del cuerpo
en la herida de tu cuerpo

No puedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s