Abigaíl

“Otra vez” dijo mi papá, presionando botones
en la cámara que acababa de comprar
y me besaste en la mejilla de nuevo.

Después, en el auto, me iba a preguntar
si éramos novios, le dije que sí.
No recuerdo si alguien estaba orgulloso.

¿Qué quería guardar mi papá de ese momento?
“Otra vez” dijo, aún
sin entender cómo funcionaba la cámara

o cómo funcionaba yo, una fotografía de él
pero tan extraño como una cámara nueva.
A la tercera, a la cuarta vez, por fin logró la foto.

No sé dónde quedó
no la he vuelto a ver, igual que a ti
desde ese día.

Ayer pensaba “Gracias, papá” no sé
qué trataba de guardar, pero yo guardé
cuatro, cinco besos de despedida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s